Buscan ampliar intervención en la cuenca Huancabamba–Chamaya

Agencia de Noticias Chiclayo (Brennan Barboza Bravo).-  Con la finalidad de conservar los bosques y páramos del nororiente del Perú, el Fondo del Agua Quiroz Chira busca ampliar su intervención a la cuenca Huancabamba–Chamaya que abastece de agua al Proyecto Especial Olmos Tinajones, algunos distritos de Lambayeque y de la provincia de Jaén en Cajamarca.

Los bosques húmedos y páramos de las partes altas de la mencionada cuenca constituyen  una zona de captación y regulación de agua. Sin embargo, debido a la expansión descontrolada de la frontera agrícola, tala ilegal y quemas, esta viene siendo severamente afectada, reduciendo su extensión y perdiendo sus funciones.

Para el desarrollo de proyectos que repercutan en la conservación de estos importantes espacios naturales y, de esa manera, garantizar la provisión del recurso hídrico en las zonas medias y bajas, en el tiempo, vitales para el desarrollo de actividades domésticas, agrícolas, ganaderas, industriales y otras, se está buscando establecer alianzas estratégicas con diferentes actores públicos, privados y de la sociedad civil,

El secretario técnico de la asociación promotora, Abel Calle, informó que se está buscando escalar a otras cuencas con la finalidad de apoyar en la sostenibilidad de más de 140 mil hectáreas que conforman las áreas de conservación privada, regionales y nacional, del departamento de Piura y departamentos vecinos como Lambayeque y Cajamarca, teniendo en consideración que las acciones que se realicen en las partes altas repercutirán en las zonas medias y bajas de forma directa.

“Es importante mencionar que los ecosistemas y los servicios ecosistémicos no tienen  fronteras políticas, las acciones de conservación que se realicen en la parte alta de la cuenca Huancabamba–Chamaya van a contribuir a que los usuarios finales de las partes bajas sigan contando con el recurso hídrico. Por eso, es muy importante formar alianzas estratégicas que garanticen la continuidad de este recurso”, precisó Abel Calle.

Asimismo, refirió que, además de la importancia hídrica de la cuenca Huancabamba – Chamaya, también alberga especies únicas y amenazadas como el romerillo (Podocarpus oleifolius), árbol de la quina (Cinchona officinalis), oso andino (Tremarctos ornatus), tapir de montaña (Tapirus pinchaque), cóndor andino (Vultur gryphus), entre otras especies.

También dio a conocer que, en esta primera fase de ampliación, han priorizado su intervención en más de 58 mil hectáreas que comprende un corredor de bosques de montaña y páramos, por ser proveedores de agua para los ríos que dan origen al río Huancabamba y albergar especies únicas y amenazadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *